37 misioneros asesinados en 2009

La agencia vaticana para el mundo misionero, Fides, ha dado a conocer que 37 agentes de pastoral fueron asesinados mientras desempeñaban su misión a lo largo de 2009. El número es prácticamente el doble con relación a 2008, cuando murieron 20 misioneros, y es el más alto de la última década.

Las 37 muertes ocurridas en 2009 incluyen a 30 sacerdotes, 2 religiosas, dos seminaristas y tres voluntarios laicos.

En el análisis por continentes, se llega a la conclusión de que éste fue un año particularmente dramático en América, donde tuvieron lugar 23 muertes (18 sacerdotes, dos seminaristas, una religiosa y un laico).  En África morían nueve sacerdotes, una religiosa y un laico. Asia registró la muerte de dos sacerdotes y Europa de un sacerdote.

Por países, la peor situación se registra en Brasil, con seis muertes de sacerdotes, igualando a Colombia. donde fueron asesinados cinco sacerdotes y un laico.

En África, en la República Democrática del Congo se contabilizan la muerte de dos sacerdotes, una religiosa y un laico de Cáritas. Cuatro sacerdotes católicos fueron asesinados en África del Sur.

La agencia Fides explica que entre los miembros de esta lista “provisional”, muchos “fueron víctimas de la violencia que ellos mismos estaban combatiendo o de la disponibilidad de ir al encuentro de los otros, poniendo en segundo plano su propia seguridad personal”. Muchos fueron asesinados en intentos de robo o secuestro.

Los números proporcionados por la agencia muestran que desde 1980  murieron 949 misioneros, ocupando el primer lugar las víctimas provocadas por el genocidio de Ruanda en 1994. Desde 2001 hubo ya 230 muertes confirmadas.

Los nombres y países donde fueron asesinados los misioneros en 2009 son los siguientes:

* José Bertaina (Kenya) el 16 de enero.

* Eduardo de la Fuente Serrano (Cuba) el 14 de febrero.

* Juan Gonzalo Aristizabal Isaza (Colombia) el 22 de febrero.

* Daniel Matsela Mahula (África del Sur) el 27 de febrero.

* Révocat Cahimbare (Burundi) el 8 de marzo.

* Gabriel Fernando Montoya y Jesús Ariel Jiménez (Colombia) el 16 de marzo.

* Lionel Sham  (África del Sur) el 17 de marzo.

* Ramiro Ludueña (Brasil) el 20 de marzo.

* Lorenzo Rosebaugh (Guatemala) el 18 de mayo.

* Ernest Pióchi (África del Sur) el 31 de mayo.

* José Humberto Echeverri Garro (Colombia) el 11 de junio.

* Habacuc Hernández Benítez, Eduardo Oregón Benítes y Silvestre González  Cambrón (México) el 14 de junio.

* Gisley Azebedo Gomes (Brasil) el 16 de junio.

* Mariano Arroyo Merino (Cuba) el 13 de julio.

* Ricky Agusta Sukaka (República Democrática del Congo) el 15 de julio.

* James Mukalel (India) el 29 de julio.

* Leopoldo Cruz (El Salvador) el 24 de agosto.

* Cecilio Lucero (Filipinas) el 6 de septiembre.

* Ruggero Ruvoletto (Brasil) el 19 de septiembre.

* Evaldo Martiol (Brasil) el 26 de septiembre.

* Oscar Danilo Cardozo Ossa (Colombia) el 27 de septiembre.

* Wiliam Quijano (El Salvador) el 28 de septiembre.

* Ed Hinds (USA) el 24 de octubre.

* Louis Jousseaume (Francia) el 26 de octubre.

* Margarita Bartz (USA) el 1 de noviembre.

* Hidalberto Henrique Guimarâes (Brasil) el 7 de noviembre.

* Miguel Ángel Hernández (Honduras) el 8 de noviembre.

* Jean Gastón Buli (República Democrática del Congo) el 9 de noviembre.

* Daniel Cizimya Nakamaga  (República Democrática del Congo) el 6 de diciembre.

* Louis Blondel (África del Sur) el 6 de diciembre.

* Denisse Kahambu Muhayinwa (República Democrática del Congo) el 7 de diciembre.

* Jeremiah Roche (Kenya) el 11 de diciembre.

* Alvino Broering (Brasil) el 14 de diciembre.

* Emiro Jaramillo Cárdenas (Colombia) el 20 de diciembre.

Antena misionera

Reblog this post [with Zemanta]

El Espíritu nos guia, CARTA A LOS ROMANOS, SAN PABLO

8:5Los que viven según la carne no piensan más que en carne, y los que viven según el Espíritu buscan las cosas del espítiru.

8:6 Ahora bien, los deseos de la carne conducen a la muerte, pero los deseos del espíritu conducen a la vida y a la paz,
8:7 porque los deseos de la carne se oponen a Dios, ya que no se someten a su Ley, ni pueden hacerlo.
8:8 Por eso, los que viven de acuerdo con la carne no pueden agradar a Dios.
8:9 Pero ustedes no están animados por la carne sino por el espíritu, dado que el Espíritu de Dios habita en ustedes. El que no tiene el Espíritu de Cristo no puede ser de Cristo.
8:10 Pero si Cristo vive en ustedes, aunque el cuerpo esté sometido a la muerte a causa del pecado, el espíritu vive a causa de la justicia.
8:11 Y si el Espíritu de aquel que resucitó a Jesús habita en ustedes, el que resucitó a Cristo Jesús también dará vida a sus cuerpos mortales, por medio del mismo Espíritu que habita en ustedes.
8:12 Hermanos, nosotros no somos deudores de la carne, para vivir de una manera carnal.
8:13 Si ustedes viven según la carne, morirán. Al contrario, si hacen morir las obras de la carne por medio del Espíritu, entonces vivirán.