Carta de San Pablo, Dios no es injusto.

Pero, ¿Cómo invocarán al Señor sin haber creído en Él? Y ¿cómo podrán creer si no han oído han oído hablar de él? Y ¿cómo oirán si no hay quien lo proclame? Y ¿cómo lo proclamaran si no son enviados? Como dice la escritura: Que bienvenidos los pies de los que traen buenas noticias. Pero es un hecho de que no todos aceptaron la Buena Noticia. Como decía Isaías: Señor ¿Quién nos ha escuchado y ha creído?

Así pues la fe nace de una proclamación, y lo que se proclama es el mensaje cristiano. Me pregunto: ¿Será porque no oyeron?¡Claro que oyeron! Esta voz resonó en toda la tierra y sus palabras se oyeron hasta en el último rincón del mundo. Y sigo preguntando ¿Cómo puede ser que Israel no entienda?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: